Corren tiempos difíciles para los jóvenes. Cada vez son más los padres que buscan la forma de echar una mano a sus hijos, ya sea para dar una entrada para una vivienda, empezar un negocio o simplemente para ayudarles con los problemas económicos que atraviesan miles de jóvenes en la actualidad. A todo ello, se suma el miedo a que más pronto que tarde se produzca una armonización del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (como ha dejado caer el Gobierno en varias ocasiones), lo que dispararía el coste en algunas comunidades como Madrid, donde el impuesto está bonificado casi en su totalidad. Esta combinación de factores ha intensificado la búsqueda de fórmulas para entregar dinero a un familiar adelantándose al posible movimiento del gobierno, según revelan varios notarios a este diario.

Las dos vías legales que se usan de forma habitual son la donación y el préstamo. Son vías distintas, con procesos diferentes que merecen un apartado cada una. La opción natural para regalar o entregar de por vida una cantidad de dinero a alguien es la donación, que lleva aparejada una serie de gastos en el proceso y, por supuesto, tiene un coste fiscal para el donatario (el que recibe la donación) que puede ser muy diferente según su residencia. El Impuesto de Donaciones es un tributo que está cedido a las comunidades autónomas y varía sobremanera según la región.

 

+ Información

 

Fuente: eleconomista.es 19.11.2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y elaborar información estadística. Al continuar navegando aceptas su uso y nuestra POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar