El déficit se dispara al 8%: el Gobierno sube temporalmente impuestos y recorta 8.900 millones

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que el nuevo Ejecutivo se ha encontrado con una desviación presupuestaria muy superior a la prevista, y que ha situado en el entorno del 8%’, cuando el Ejecutivo de Zapatero había establecido que sería del 6% para 2011.

Ante esta situación, Sáenz de Santamaría ha anunciado que el Gobierno “no va a tener la menor vacilación para afrontar esta situación”, que va a obligar a “tomar decisiones extraordinarias y no previstas”.

Antes de comenzar a detallar esas medidas extraordinarias, Sáenz de Santamaría ha asegurado que el Gobierno busca “salvaguardar a los más débiles”, y dado que “no podemos pedir sacrificios a quienes no pueden dar más”, el Gobierno “va a actualizar las pensiones a la previsión del IPC del 1%, mantiene íntegramente las prestaciones por desempleo y se prorrogan a partir de febrero los 400 euros a parados que agotaron su prestación“.

Dicho esto, Sáenz de Santamaría ha relatado las medidas “que no tenía previsto adoptar el Gobierno” y que sí adoptará tras el déficit del 8%. La primera, y más importante, es “una subida temporal de determinados impuestos” durante un periodo de dos años, con los que espera ingresar más de 6.000 millones de euros.

La subida del IRPF será progresiva: de un 0,75% para el primer nivel de renta, hasta alcanzar un 7% para la base liquidable de 300.000 euros.

También se ha aprobado un incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para los dos próximos años que afectará a las viviendas que se sitúen por encima del valor medio.

Se trata, ha dicho la vicepresidenta del Gobierno, de una subida “que se apoya en los principios de justicia y equidad” y que se trasladará en “un recargo temporal de solidaridad en las rentas de trabajo y, especialmente, en las de capital”.

De la misma forma, el Gobierno ha extendido a todo 2012 el IVA ‘superreducido’ del 4% para la compra de vivienda nueva y ha recuperado la deducción para la vivienda en propiedad con efecto retroactivo desde 2010. En Impuestos Especiales, ha eliminado prácticamente la bonificación al gasóleo profesional.

Más horas de trabajo para los funcionarios

Los funcionarios, por su parte, verán congelado su salario, mientras que se amplía su jornada laboral a 37,5 horas semanales.

En la administración del Estado, se va a reducir un 18% su estructura y habrá un primer recorte de gasto de 8.900 millones de euros en todos los ministerios. Se ha adoptado un acuerdo de no disponibilidad de crédito que limitará el presupuesto de los diferentes ministerios durante el primer trimestre del año, a la espera de que se elaboren los Presupuestos Generales del Estado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que los mayores recortes serán para el Ministerio de Fomento (1.614 millones), Industria (1.091 millones), Economía (1.083 millones) y Asuntos Exteriores (1.016 millones).

Los entes territoriales verán recortados sus ingresos en 1.040 millones.

Al Ministerio de Educación se le reducirá el presupuesto en 485 millones; a Empleo, 439 millones; a Hacienda, 432 millones; a Sanidad, 409 millones; a Agricultura, 401 millones; a Defensa, 340 millones; a Interior, 163 millones; a Justicia, 48 millones; y a Presidencia, 19,6 millones.

Asimismo, Montoro ha dicho que se producirá otro recorte de 13 millones en gastos de diversos ministerios.

Menos subvenciones a partidos, sindicatos y patronal

Igualmente, se reducirá un 20% la subvención con cargo a los Presupuestos de los partidos políticos.

Idéntica cantidad de reducción la sufrirán los sindicatos y las organizaciones empresariales.

Dependientes y renta de emancipación

El Gobierno también ha decidido no incorporar más beneficiarios a la renta de emancipación, y establecerá una moratoria de un año para la incorporación de nuevas categorías de personas dependientes. Como habían anticipado los sindicatos, el Ejecutivo también congela el salario mínimo interprofesional.

“No se preveía este desfase presupuestario y, sin embargo, está encima de la mesa. Por eso, este Gobierno se ve obligado a tomar medidas que no habría tomado en otras circunstancias“, ha insistido nuevamente Sáenz de Santamaría.

Al ser preguntada la vicepresidenta sobre si sentía que le habían mentido durante el traspaso de poderes -que tanto PP como PSOE calificaron en su día de modélico- al toparse con el déficit público del 8% en lugar del 6%, Sáenz de Santamaría se ha limitado a decir que no es el momento de “entrar en las responsabilidades”.

“Ahora hay un nuevo Gobierno que debe afrontar esta situación. El desfase presupuestario está ahí con independencia de su origen. Aquí hay un Gobierno dispuesto a tomar decisiones, a afrontar el asunto como viene, a dar la cara ante los ciudadanos y a decir la verdad”, ha resaltado.

No al canon digital, sí al cementerio nuclear

Entre otras medidas adoptadas por el Consejo de Ministros, el último del año, figuran la congelación de la tarifa eléctrica para el próximo año y la supresión del canon digital, de manera que ha aprobado el reglamento de la ‘ley Sinde.

Sáenz de Santamaría también ha anunciado que el cementerio nuclear se instalará en Villar de Cañas (Cuenca).

Fuente: elmundo.es

Comparte

  • Email
  • RSS
  • Bitacoras.com
  • Technorati

Category : Fiscal y Tributario &Laboral

Comentarios Cerrados.

Primera consulta Gratis Primera consulta gratis